María Abad, piano

No basta con oír la música; además, hay que verla
Igor Strainski.

My piano and me